3 Terapias Corporales Sinérgicas - II Juego

Actualizado: 31 mar



Terapias Corporales


En este y en el próximo artículo, voy a compartirles mis 3 tipos favoritos de Terapias Físicas:

  1. Baños de bosque

  2. Juego

  3. Pandiculaciones (desperezarse)


Nuestros genes se benefician de reconectar con su hábitat natural. Y también hay algo mas que a nuestros genes les encanta, y eso es jugar. Jugar es realmente vital para nuestra salud, para nuestro equilibrio psicológico, corporal y espiritual.

“No dejamos de jugar cuando envejecemos. Envejecemos porque dejamos de jugar”-George Bernard Shaw


Con las constantes demandas del mundo actual (trabajo, estudio, exigencias, familia, trámites, etc), pareciera que nunca hay tiempo para jugar. Sin embargo, la cuestión ahí es que solemos vivir tan en automático, de manera tan inconsciente, sin cuestionar lo que venimos haciendo y lo que se nos “exige”, que nunca nos paramos a preguntar: ¿Elijo esto? ¿Podría ser distinto?. Eso va de la mano de generarse el espacio y tiempo para, por ejemplo realizar alguna actividad física desestructurada y que te genere alegría. eso que inconscientemente que asociamos con una actividad exclusiva de los niños

¿Y si nos lo permitimos?


Moverse de manera lúdica, realmente lleva unos beneficios increíbles. Desde todo lo que la actividad física ya genera, le sumamos una inmediata y constante liberación de endorfinas. No hace falta salir a trotar para ello, donde se liberan esas hormonas recién al final. Con jugar, el efecto es inmediato.

Jugar puede sacarnos del estado emocional en que nos encontramos. Es un reseteo, nos adentra en el presente casi automáticamente. Nos Impulsa a la creatividad en el momento, a la inspiración, al goce, al disfrute. ¿Y lo mejor? Muchas veces es compartido.


Generamos y fortalecemos vínculos. ¿Te acordás lo fácil que era hacer amigos antes? En mi caso, solo era llevar una pelota, o preguntar si podía jugar a unos niños que ya la tenían.

No se trata de cuan joven somos, sino de cuan joven nos sentimos. Jugar puede liberar tu mente de las preocupaciones y hacerte sentir con vitalidad y energía.



Entonces, ¿Cómo llevarlo a la acción? es muy simple, así que acá te dejo unos tips, porque muchas veces necesitamos re-aprender a jugar:

1- Dejá de pensar en experiencias con una estructura. El jugar surge cuando nos olvidamos del objetivo en mente, nos olvidamos del fin, haciendo que la actividad sea un fin en sí mismo.

2- Permitite abrirte a tus vínculos con una personalidad más lúdica. Quizás sea lo mas difícil, pero permitite, soltá y reite de vos mismo, o compartí un chiste con tus amigos, familia, extraños. Tomate las cosas un poco mas a la ligera. Jugar con niños puede enseñarte mucho

3- Empezá por crearte un espacio-tiempo de juego. Así como organizás tu horario para entrenar, organizate para jugar. un tiempo para recargar tu mente y cuerpo, y nutrir al niño que reside en vos.


Dicho todo esto, te invito a que esta semana, juegues por lo menos una vez, con todo tu ser, con tu cuerpo, con tu presencia, sólo, o con otros.


En el próximo articulo continuamos con la tercera y ultima Terapia Física.

Saludos!


Nicolas Gianazza Jodos

Personal Trainer, Coaching Ontológico

Instructor oficial de Animal Flow

Coach de Unconventional Training LVL 2

Kimia Movement



Si te gustó el articulo, dale me gusta y compartilo con tus seres queridos que más desees ayudar. Te lo agradecerán.


Dejanos tu opinión en comentarios...




36 visualizaciones0 comentarios